lunes, 6 de agosto de 2012

4 años que se pasan en menos de 10 segundos.

Ayer a la tarde tuvo lugar la que, a mi humilde entender, es la prueba más importante de las Olimpiadas, por ser la prueba más representativa de lo que es un Juego Olímpico: la final de los 100 metros llanos de varones.
Es una prueba que reúne la atención de todo el mundo, para encontrar al ser humano más rápido. Y es algo increíble, porque cada dos años hay mundial de Atletismo. Y sin embargo, todo se resume a los Juegos Olímpicos. No importa cuantos mundiales un atleta pueda ganar: si no tiene la medalla de oro de un Juego Olímpico, es como que le falta lo más importante.
Y por eso, cada cuatro años, la atención del mundo del deporte se centra en esta competición, que es la que    representa al atletismo y a las olimpiadas en sí. El que gana la carrera, es la cara de los Juegos Olímpicos. Grandes atletas de todos los tiempos, que son directamente relacionados al olimpismo, son ganadores de esta prueba: Jesse Owens, Jim Hines (el primer ser humano en correr 100 metros en menos de 10 segundos), Carl Lewis, Ben Johnson (aunque luego fuera descalificado por dopping), Maureece Green, Justin Gatlin y el gran Usain Bolt.
Son aproximadamente 8 minutos entre que los atletas entran a la pista, se preparan y terminan de correr. 10 segundos es lo que dura la carrera. Momentos de tensión, adrenalina, emoción. Momentos que entran en la historia.
Y hoy fue uno de esos momentos. Porque Usain Bolt volvió a volar. Estableció record Olímpico (corrió 100 metros en 9.63 segundos) y se convirtió en el primer corredor que gana en la pista dos juegos consecutivos. Nunca había pasado. Carl Lewis, ganó en el 84 y en el 88 salió segundo, detrás del posteriormente descalificado Johnson. Pero Bolt ganó en 2008 y ayer, estableciendo record las dos veces. Tercero quedó Justin Gatlin, ganador en Atenas 2004. ¿Que tiene de importante esto? Que estableció el record de velocidad para un corredor mayor de 30 años. Cuarto quedó Tyson Gay, la eterna promesa trunca. ¿Por qué lo menciono? Porque hizo un tiempo de 9.80 segundos. Con ese tiempo, le habría alcanzado para ganar la medalla de Oro de todos los Juegos Olímpicos, excepto los de Beijing. Y se quedó sin medalla. Para que redimensionemos a Gatlin: Hoy corrió 6 centésimas más rápido que cuando ganó la medalla de oro en Atenas (9.79 hoy contra 9.85 hace 8 años). Y se llevó sólo la de bronce. Si hacía falta otro dato para hacer de esta la carrera más emocionante de todos los tiempos, es que 7 de los 8 corredores terminaron por abajo de los 10 segundos. Quiero que se entienda: el que ayer salió 7º (es decir, penúltimo) Richard Thompson, con 9.98, habría ganado la medalla de Oro en Los Angeles 84, contra Carl Lewis que para ganar el Oro necesitó 9.99. El 6º, Churandy Martina, con un tiempo de 9.94 le habría ganado a Lynford Christie en Barcelona 1992. Quiero que se entieda: 7 de los 8 corrieron por abajo de los 10 segundos. Thompson, habría ganado el Oro en todos los juegos desde Los Angeles 84 para atrás (excepto en México 68, en donde el mencionado Hines paró el cronometro en 9.95). Y si no fuera por la lesión de Asafa Powell, hoy tendríamos a los 8 en los 10 segundos. Y todo esto lo vivimos ayer.
Tendremos que esperar otros 4 años, para vivir 10 segundos tan intensos.
Salud a los Juegos Olímpicos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario